Las playas de la Pineda y las calas de Cap Salou constituyen uno de los mayores atractivos de la zona, son de arena fina y de aguas claras, tranquilas y poco profundas.

 

Las playas de La Pineda y de Cap Salou constituyen uno de los mayores atractivos de la zona, son de arena fina y de aguas claras, tranquilas y poco profundas. Están equipadas con servicios para los más pequeños, como animación, ludotecas de playa, o atracciones infantiles, y en ellas también se ofrece una variada oferta de actividades deportivas, a través de la Estación Náutica , desde paseos en catamarán o cruceros, hasta cursos de vela, windsurf, buceo, kayak, submarinismo, piragüismo, kitesurf, pesca o esquí acuático.

A tan solo 500 metros del camping están las playas de La Pineda, de suave pendiente y rodeadas de amplias zonas verdes. De 3,5 km de largo y hasta 40 m de ancho, se dividen en tres sectores, de norte a sur se denominan Playa dels Prats, Playa de la Pineda y Playa del Racó. Junto a ellas discurre el paseo marítimo Pau Casals, un moderno espacio público abierto al mar, ideal para disfrutar en familia.

En el cabo de Salou hay cuatro calas y una playa, son de mayor riqueza natural, aunque algunas no tienen un acceso tan directo y, por tanto, son más tranquilas. Muchas de ellas se encuentran rodeadas de naturaleza, hecho que las convierte en parajes muy atractivos. Las principales son:

  • Playa Llarga: Tiene el atractivo de estar rodeada por bosques de pinos y de ser tranquila, ya que está alejada de los lugares más turísticos de la zona. Se accede a ella a través de la calle Replanells, junto a la carretera de la costa de Taragona a Salou, y dispone de un paseo marítimo peatonal.
  • Cala Llenguadets: Es una pequeña cala rodeada de naturaleza, de aguas transparentes y poco profundas. Sólo se puede acceder a pie por el Camino de Ronda que lleva al Faro de Salou, o bien por la calle de la Torrassa.
  • Cala Penya Tallada: Es una cala de gran belleza natural que está situada entre la Punta Roja y la Penya Tallada, la pared rocosa que se adentra en el mar. Se puede acceder a través de la calle de la Penya Tallada.
  • Cala Font: Es de arena fina y está flanqueada por rocas, los límites de la cala son naturales y los accesos fáciles y seguros. Es un lugar ideal para practicar snorkel, ya que sus aguas tranquilas permiten disfrutar del fondo marino y de las numerosas especies animales que habitan en él.
  • Cala Crancs: Situada en el extremo más alejado del casco urbano, es una de las más atractivas. Está flanqueada a ambos lados por masas rocosas pobladas de vegetación, su arena es fina, y la entrada al mar presenta un suave desnivel, por lo que sus aguas son idóneas para el baño.